Aunque nos vamos y cruzamos la frontera

Los versos vienen pegados a nuestra piel

Como el sentimiento que no acaba…

AC

Tú y yo éramos fronteras,
Fronteras distintas,
Países gobernados por
Personas diferentes,
Dictadura,
Democracia, no lo se.

Un lugar común para ambos,
Pero nunca cruzamos
La línea quedó intacta,
Desierta, vacía
Tus dominios fueron tuyos,
Y los míos, bueno…
Los míos tierra de nadie.

Ciudadano del mundo,
Yo sin pasaporte para
Sobre volarte,
Oficinas de migración
Que exigían lo que yo
No tenía. Libertad,
Ilegal, ilegal para ti,
Que no me querías.

Fronteras hablando igual lenguaje,
Entendimiento aparente,
Significados distintos.
Nunca llegamos a tener
El mismo sentimiento,
La frontera se encargó
Que así no fuera,
Imbécil yo, de este lado
De la tierra.

¿Quién conquistará una
Frontera y otra?
¿Quién tendrá el valor de
Levantar una bandera,
Un “te quiero”,
Una huella?
¡Nadie! Que haga de su vida
Cobardía, insensatez,
Dejadez de quien no siente.

El verso se fue conmigo,
Ya no habrá territorio cercano,
Nada nos unirá,
Como de costumbre
Distancia que se construye,
Cuando se emigra,
Y cuando sobre todo
Tú, solo eras frontera
De la que no se cruza,
La del frío nevado,
Que nos deja helado
Hasta el último hueso.